RIEGO Y AGRICULTURA

En los próximos decenios, con el aumento continuo de la población mundial, se prevé que el agua se convertirá en la fuente natural más valiosa. Una gestión correcta de este recurso tan importante será uno de los principales objetivos del siglo XXI.

Los sectores del riego y de la agricultura son particularmente importantes para la gestión de las áreas verdes públicas o privadas y de las infraestructuras deportivas, y también para el crecimiento de la agricultura en zonas del mundo que padecen problemas crónicos de escasez de fuentes de agua.

En el sector agrario un papel importante lo tiene la acuicultura, centrada en la cría de peces, crustáceos y plantas acuáticas, algas y otros organismos acuáticos destinados principalmente al consumo humano. Por este motivo, el sistema de tratamiento del agua es vital para la prosperidad de las piscifactorías, para la reducción del impacto ambiental y para la salud humana.

Con el uso de las tecnologías y de los equipos más modernos, una gestión correcta de los sistemas agrícolas y de regadío puede proteger el medioambiente e incrementar la calidad del agua utilizando menos recursos.

FIP estudia y propone las mejores soluciones para los sistemas de riego, aprovechando más de 60 años de experiencia en el moldeado de productos.