TRATAMIENTO DE AGUAS INDUSTRIALES

En el último decenio, el tratamiento de las aguas industriales se ha convertido en uno de los problemas más importantes en varios sectores industriales como el petrolero, petroquímico, del papel, microelectrónico, alimentario y energético.

En estos ámbitos, la ósmosis inversa y la ultrafiltración son las principales tecnologías asociadas a la simple eliminación de sales: el tratamiento del agua marina utilizada como agua para fines industriales es la solución más común a falta de fuentes de agua alternativas.

El intercambio iónico y la electrodesionización se utilizan principalmente cuando se necesita agua más pura (ultrapura). El agua ultrapura se utiliza a menudo para evitar que se forme cal en las calderas de las instalaciones para la producción de energía y como agua de proceso en varios ámbitos que requieren una baja conductividad (p. ej., microelectrónica e industria farmacéutica).

Aprovechando la versatilidad de los termoplásticos, FIP ha implementado válvulas y accesorios adecuadas para diferentes usos con base en requisitos aplicativos específicos.